La Fundación Islámica de Chile condena los recientes actos de violencia cometidos por el régimen ocupante hacia los palestinos en Jerusalén. 

Pedimos el cese inmediato de los ataques a los fieles y respeto para que los musulmanes puedan practicar libremente su religión, además de una respuesta diplomática contundente por parte del Gobierno de Chile y Cancillería. 

También hacemos un llamado a los musulmanes de todo el mundo para que apoyen con oraciones y todo lo necesario a sus hermanos de Palestina, con el fin de aliviar su sufrimiento y opresión, especialmente en estos últimos días del Mes de Ramadán. 

Fundación Islámica de Chile